Las aerolíneas de bajo costo, son seguras?

gw

Las compañías están sometidas a las mismas reglas de seguridad de todo el sector; las causas del accidente de Germanwings siguen siendo desconocidas.

PARÍS (AFP) — Los accidentes protagonizados por aerolíneas de bajo costo en Europa son muy raros porque esas compañías están sometidas a las mismas reglas estrictas de mantenimiento que el resto, señalan los expertos.

Este martes se estrelló un avión de la compañía alemana Germanwings en los Alpes franceses, con 150 personas a bordo. Se teme que no haya supervivientes. Hay que remontarse a 2005 para hallar una catástrofe comparable, cuando se estrelló en Grecia un Boeing 737 de la compañía chipriota Helios, lo que ocasionó la muerte de 121 personas. La causa fue la interrupción del suministro de oxígeno.

Las aerolíneas “low-cost” ganaron rápidamente un lugar en el espacio aéreo europeo a partir de la desregulación del sector en los años 1990. Actualmente representan aproximadamente 30 a 40% de los viajes de media distancia en el continente, explicó a la AFP, Bertrand Mouly-Aigrot, asociado de Archery Strategy Consulting.

La pionera fue la irlandesa Ryanair, actualmente con una flota de 300 Boeing 737, 1,600 vuelos diarios y 186 conexiones en aeropuertos de 30 países europeos.

Su competidor británico, EasyJet, que pronto contará con 226 Airbus A320, opera unos 1,400 vuelos al día.

Siguiendo su estela se fundaron aerolíneas como Air Berlin, Vueling, Norwegian, Wizz Air… Poco a poco obligaron a las compañías históricas a adaptarse para no desaparecer en ese sector del mercado.

A partir de 2013, Lufthansa confió a Germanwings sus enlaces europeos desde y hacia Alemania, con excepción de los vuelos desde y hacia Fráncfort y Múnich. El vuelo que se estrelló este martes efectuaba el enlace entre Barcelona (España) y Dusseldorf (Alemania).

Air France-KLM está desarrollando por su parte su filial Transavia.

Menos confort, pero no menos seguridad

Las compañías en cuestión garantizan niveles de seguridad irreprochables, al menos hasta este accidente, cuyas causas siguen siendo desconocidas por el momento.

Ryanair y Easyjet alardean de una flotilla de aviones jóvenes, según  Xavier Tytelman, especialista en seguridad aérea.

Cada cuatro o cinco años los aparatos de las grandes compañías de línea sufren revisiones exhaustivas, que los mantienen en tierra durante semanas.

“A las compañías de bajo coste no les interesa invertir en el material necesario para ese mantenimiento. Así que antes de que el avión llega a esa edad, lo venden”, explicó Tytelman a la AFP.

El A320 de Germanwings, explotado previamente por Lufthansa, tenía 25 años, es decir, era un avión “relativamente viejo y probablemente en sus últimos años de servicio comercial”, explica Mouly-Aigrot.

“Los viejos aviones cuestan más caro y tienen menos prestaciones” en comparación con los de nueva generación, concebidos para volar entre 30 y 40 años.

Pero las reglas de mantenimiento son las mismas: “bajo coste quiere decir menos confort, pero no menos seguridad” asegura Tytelman.

Germanwings tenía una excelente reputación. Se trata de una filial de Lufthansa “primer compañía aérea europea, conocida por su seriedad y fiabilidad, y casa matriz de uno de los gigantes mundiales del mantenimiento aeronáutico,  Lufthansa Technik”, destaca Mouly-Aigrot.

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

Tags: , , , ,

Travelista