La ruta Inkaterra

HC_Excursion007

|Por José Koechlin von Stein|

Muchos países en uno, Perú se define por sus paisajes, historia y mega biodiversidad. Su geografía abarca 2.200 kilómetros de costa frente al Océano Pacífico; una parte significativa de la cordillera de los Andes, donde se construyó el Qhapaq Ñan –o Gran Camino Inca–, un sistema de transporte más extenso que la Vía Appia de Roma; y una extensión de la Amazonia, que cubre el 62% del área nacional. En este escenario surgieron diversas culturas prehispánicas, desde el nacimiento de Caral hace 5.500 años, hasta el esplendor del Imperio Inca a principios del siglo XV. Según pruebas de carbono 14, se trata de una sociedad contemporánea a la Mesopotamia, cuna de la civilización occidental. Respecto a sus índices de biodiversidad, Perú posee 84 de las 104 zonas de vida identificadas en el Sistema de Holdridge. Ello lo convierte en uno de los 17 países mega diversos en el planeta, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente. Para muestra: en Perú se han registrado 1835 especies de aves (131 son endémicas), por lo que se trata del tercer país con la mayor cantidad de especies en el mundo y un paraíso para la práctica conocida como birdwatching: la observación de aves.

Inkaterra se fundó hace 39 años para compartir con el mundo la riqueza natural y cultural del Perú, a través de experiencias de viaje únicas y auténticas. Con un enfoque holístico, creamos valor agregado en áreas rurales, contribuyendo tanto a la conservación de la naturaleza como al desarrollo sostenible en las comunidades locales. Ello se consigue a través de Inkaterra Asociación, con la cual promovemos la investigación científica para la conservación de la biodiversidad en la Amazonía, los bosques nubosos de Machu Picchu y el mar tropical de Cabo Blanco. Somos la primera empresa peruana de turismo calificada como Carbono Neutro.

A la fecha hemos fundado cuatro hoteles de lujo: en Madre de Dios se encuentran Inkaterra Reserva Amazónica e Inkaterra Hacienda Concepción; y en Cusco, Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel e Inkaterra La Casona (primera propiedad Relais & Châteaux en el Perú). Nuestros próximos proyectos tienen lugar en el Valle Sagrado de Urubamba (Cusco) y Cabo Blanco, en la costa norte del país. Nuestro esfuerzo ha sido reconocido con premios como el Relais & Châteaux Environment Trophy (2013), Tourism for Tomorrow Award (2012), Travel+Leisure Global Vision Award (2011), entre otros.

Inkaterra Reserva Amazónica

El cine es un medio para mostrar un destino turístico. En 1972 coproduje la película de Werner Herzog, ‘Aguirre, la ira de Dios’. En ella se cuenta la historia del conquistador Lope de Aguirre, traidor a la Corona que lideró una feroz expedición en busca de El Dorado, y fue rodada en escenarios como Machu Picchu y la Amazonia. La cinta, que en Francia permaneció por más de dos años en cartelera, ayudó a traer las primeras olas de turismo al país.

Filmar en la selva confirmó mi interés por la naturaleza. Pensé entonces en crear un albergue en medio del bosque lluvioso, que pudiera ser visitado por mucha gente, y que estuviera cerca del Cusco. Tras una ardua búsqueda, llegamos a Puerto Maldonado, en donde conseguimos la primera reserva ecológica con fines turísticos, dentro de la cual construimos en 1975, un albergue a orillas del río Madre de Dios. Sus primeras cabañas fueron hechas a mano y con materiales locales, buscando la autenticidad, la comunión con el paisaje y el cuidado del medio ambiente.

Las propiedades de Inkaterra siempre se han construido de esta manera. Desde entonces investigamos y conservamos un bosque primario de 15 mil hectáreas. Actualmente, Inkaterra Reserva Amazónica ha devenido en un albergue de lujo. Ofrece una selección de excursiones a la carta dentro del hotel y su área de influencia, guiadas por intérpretes locales formados por nuestra Escuela de Líderes de Ecoturismo. Se destaca la visita al Inkaterra Canopy Walkway, un sistema de dos torres y ocho puentes colgantes construidos con el fin de investigar la flora y fauna en el dosel, permitiendo al viajero apreciar la naturaleza a treinta metros de altura. La Casita del Árbol Inkaterra, una cómoda habitación construida a un

extremo del último puente, ofrece una novedosa perspectiva de la biodiversidad. En 2013, Inkaterra Reserva Amazónica fue seleccionado por la revista National Geographic Traveler entre los 25 mejores Ecolodges del mundo.

Inkaterra Hacienda Concepción

En la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional Tambopata, a veinte minutos de Puerto Maldonado, se encuentra este albergue con un estilo de haciendas de los años cincuenta. Se ubica muy cerca del Lago Sandoval, espejo de agua y hábitat de monos aulladores, caimanes, lobos de río, y una gran variedad de aves. Diseñado para amantes de la naturaleza, Inkaterra Hacienda Concepción ha sido seleccionado en el Hot List 2012 de Condé Nast Traveler, en la categoría The Best New Hotels in the World.

Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel

Es una villa con 85 casitas fundada en el corazón de los bosques de nubes de Machu Picchu. Aquí, el viajero descubre la historia y las maravillas naturales que hacen del Santuario Histórico un refugio extraordinario. Cinco hectáreas de restaurada vegetación forman parte de la propiedad, en donde se encuentra un jardín con 372 orquídeas nativas en su hábitat natural, considerado el más grande del mundo de su tipo según la American Orchid Society. A su vez, estudios ornitológicos han registrado en el hotel 206 especies de aves, como el Quetzal Dorado (Pharomachrus fulgidus) y el Gallito de las Rocas (Rupicola peruviana), lo cual confirma a Machu Picchu como un paraíso para el observador de pájaros y uno de los lugares más atractivos en el campeonato mundial de aves, organizado por PromPerú e Inkaterra: el Birding Rally Challenge.

Adicionalmente, con el propósito de realizar estudios sobre osos de anteojos, Inkaterra cuenta en el hotel con el Centro de Rescate del Oso Andino (Tremarctos ornatus), en donde residen tres machos y dos hembras, que fueron hallados en malas condiciones de cautiverio. Aquí se llevan a cabo programas de reproducción y reinserción en el hábitat natural, lo cual también permite crear conciencia sobre la conservación de esta especie en estado vulnerable.

Después de las excursiones, el viajero puede disfrutar de una gran variedad de té producido dentro de la propiedad, el Unu Spa y el Sauna Andino, como también de la cocina novoandina en Café Inkaterra.

Inkaterra La Casona

El primer hotel boutique de Cusco y la primera propiedad peruana que formó parte de la prestigiosa alianza Relais & Châteaux. Ubicada en la Plaza de las Nazarenas, en el corazón de la ciudad de Cusco, esta mansión del siglo XVI hospedó al conquistador don Diego de Almagro (1534) y al Libertador Simón Bolívar luego de su victoria en la batalla de Ayacucho (1825).

Hoy, armoniosamente restaurada enfatizando su arquitectura original, refleja el encuentro de culturas y tradiciones a través de cuatro siglos. Alrededor del patio principal, sus once amplias suites cuentan con chimeneas, pisos radiantes y grandes bañeras. Las atracciones de la mansión se encuentran principalmente en sus salones, comedor y sala de terapia. La comida es fresca, natural y nutritiva. Sus chefs han incorporado ingredientes locales, para que el viajero descubra y explore los secretos de la cocina andina.

Nuevos destinos

Con Inkaterra Hacienda Urubamba próximo a inaugurarse, nuestra nueva meta tiene lugar en Cabo Blanco. Considerado el mejor destino de pesca deportiva durante los años 50, aquí Alfred Glassell Jr. consiguió el 4 de agosto de 1953 el máximo trofeo de pesca deportiva, aún vigente: un merlín negro (Makaira indica) de 1560 libras. También se pescó en Cabo Blanco el récord mundial vigente de atún –un ejemplar de un atún ojo grande (Thunnus obesus) de 435 libras–, el 17 de abril de 1957. Ello atrajo la atención de los mejores pescadores del mundo y celebridades como Marilyn Monroe, John Wayne y el ganador del Premio Nobel, Ernest Hemingway.

Luego de años de incertidumbre, Inkaterra pone en práctica un modelo de buenas prácticas, para que mediante la investigación se aprendan a conservar y usar correctamente los recursos que ofrece el mar de Cabo Blanco. Procura el uso adecuado de los recursos hidrobiológicos, impulsando actividades sostenibles, como la pesca artesanal, la pesca deportiva y el ecoturismo. Además, se ha presentado al Ministerio del Ambiente una propuesta técnica que justifica la creación de la Reserva Marina Cabo Blanco-Banco de Máncora. Además, como símbolo de nuestra cruzada por la recuperación del mar, restauramos la legendaria Miss Texas, yate de pesca que tuvo a bordo a Alfred Glassell y al mencionado Ernest Hemingway.

Mejorar la calidad de vida de todo ser viviente – tanto humanos como flora y fauna– es la misión que se ha trazado Inkaterra. Como todo es parte de todo, conservar la naturaleza resulta clave para el desarrollo para las comunidades locales.

Fundador y presidente de Inkaterra e Inkaterra Asociación, José Koechlin es pionero del ecoturismo en el Perú. Es miembro emérito del directorio de Conservation International, y desde 2002 es presidente de la Sociedad Hoteles del Perú. Patrocinador de inventarios de flora y fauna en la Cuenca Amazónica, es co-autor del libro ‘Cusco Amazónico Reserva’ (Universidad de Kansas, 1991). Incursionó en el cine como productor de las películas de Werner Herzog, Aguirre, La Ira de Dios y Fitzcarraldo, y el documental de Les Blank, El pesar de los sueños.

www.inkaterra.com

@InkaterraHotels

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

Tags: , , , , ,

Travelista