La historia de la Princesa valiente

iStock_000004190274Small

|Por Luz Yalj|

En Arabia Saudita, muchos de los derechos sociales y laborales que las mujeres de otros países dan por descontados (aunque han costado conseguirse), no son moneda corriente. Por ejemplo, las mujeres requieren del permiso de un hombre a cargo (padre, hermano o esposo) para muchas decisiones de sus vidas; el rol de su género se limita casi como regla general a tener a su cargo la crianza de los niños, y recién podrán votar por primera vez en 2015. Y en este contexto, la Princesa Reema Bindt Bandar Al-Saud, está rompiendo el molde.

Luego de cursar sus estudios universitarios en Washington D.C., Reema regresó a su país en 2008, y luego de que la compañía familiar, dedicada al comercio en grandes tiendas, atravesara algunos contratiempos, se encontró dispuesta a concentrar esfuerzos en sacar adelante la empresa y apoyar el fortalecimiento económico de su país. Y actualmente como CEO de Alfa International, ha determinado que las mujeres deben tener la posibilidad de independizarse económica y socialmente.

“No puedes tener a la mitad de tu población sin trabajar”, sostiene la Princesa, y por ello es que en sus tiendas -algunos de los centros comerciales más importante y lujosos de Arabia Saudita- una gran cantidad de mujeres se han sumado al equipo de trabajo. Con esta acción, Reema está cambiando una de las conductas culturales menos progresistas del mundo, agregando que además del incremento en la cantidad de mano de obra calificada que la moción implica, se irán indefectiblemente cambiando algunos parámetros sociales: “ Si una mujer se responsabiliza de sus propias finanzas y obtiene un ingreso, al instante querrá explorar aún más el mundo por sí misma, volviéndose más independiente.”

Durante los últimos dos años la Princesa ha llevado a cabo acciones atrevidas para el empoderamiento de las mujeres. Por ejemplo, en las grandes tiendas Harvey Nichols de Ryad, desplazó a decenas de experimentados vendedores masculinos para dar espacio al mismo número de empleados femeninos, lo cual es considerado por los tradicionalistas como un paso radical. Y no solamente cultivando un perfil comercial, Reema también se ha destacado por otros esfuerzos destinados a causas femeninas y sociales en general, incluyendo liderar a un grupo de mujeres sauditas hacia la cima del Monte Everest, para generar conciencia sobre la lucha contra el cáncer de mama.

Pero en el mismo sentido, el gobierno ha ido emitiendo una serie de decretos que amplían un poco más el rango de acción de las mujeres para su empleo dentro de sectores del comercio: amén de derogarse desde 2008 la ley que requería de un permiso del tutor masculino para la búsqueda de empleo por parte de una mujer, otras nuevas regulaciones permiten emplear un mayor número de trabajadoras, al tiempo que contemplan algunas consideraciones que antes ni siquiera existían.

Una de las razones por las cuales  la compañía ha tenido éxito con la integración del personal femenino, son  las facilidades laborales. En Arabia Saudita las mujeres no pueden conducir, por lo que se les proporciona un transporte hacia y desde su trabajo, además de servicio de guardería para sus hijos pequeños. No obstante,  la empresa actualmente se enfrenta al impacto del cambio, registrando en 2013 una caída en sus ganancias del 42% en sus ganancias, atribuido al rechazo de cierto sector a que las mujeres se hagan cargo de las ventas. Algunos de los sectores más reacios provienen de las propias mujeres que compran en esas tiendas, quienes quizás perteneciendo a generaciones más mayores, batallan con la disyuntiva de acercarse a un lugar en donde las mujeres ocupan un rol totalmente nuevo y atrevido para la forma de inserción social a la que ellas mismas vivieron habituadas.

Pero la Princesa no se da por vencida. Muy por el contrario, redobla la apuesta, capacitando y empoderando a un sector de la clase trabajadora que resulta totalmente nuevo. ¿Quizás todos deberíamos inspirarnos y pensar en qué osada idea podemos llevar adelante para que nuestras empresas, sectores y países cambien y progresen desde el bienestar sociocultural?

|Luz Yalj es Directora Editorial de Travelistalab.com y Revista Travelista|

Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedIn

Tags: , , , ,

Travelista